jueves, 13 de octubre de 2011

¿PARA QUÉ SIRVE LA LITERATURA?

     Esta pregunta me la formuláis con mucha frecuencia en clase. “¿Para qué sirve la literatura?” Y a este interrogante inicial se unen: “Esto no me va a servir para nada cuando salga del  instituto”,  “Otras materias tienen mucha utilidad en el futuro, pero, ¿para qué leer obras literarias? Y sucede que ofrecer  una explicación rápida resulta difícil. Por eso, hoy vamos todos a reflexionar un poco sobre este tema.
   
      En primer lugar, la literatura (como la pintura, la escultura o la música) es un arte, el arte que utiliza las palabras como instrumento.  Y el arte tiene un valor en sí mismo que nos proporciona placer estético. Bueno, tal vez con algunos ejemplos lo veamos más claro:
    
   ¿Qué utilidad hay en contemplar un paisaje que nos impresiona?¿O cuando nos quedamos extasiados con una obra de arte?¿O cuándo nos sentimos felices al escuchar una melodía?¿O cuándo disfrutamos leyendo, saboreando no ya el contenido de la obra sino la maestría en el uso de las palabras? ¿O cuando miramos embobados la belleza de la chica o chico que nos gusta? En estos momentos, estamos disfrutando y no porque esas actividades sean útiles sino porque embriagan nuestro espíritu. No son medios para conseguir otra cosa (como sucede con lo útil) sino que nos satisfacen por sí mismas.

  Os dejo unas imágenes de paisajes japoneses en  primavera. Relajaos, olvidad todo lo que tenéis que hacer y observad las imágenes con atención, sin prisas, escuchando la música de fondo. Y sobre todo, disfrutad de esta bella presentación de imágenes:




    ¿Qué os han parecido? No son imágenes útiles pero seguro que han suscitado en nosotros diversos sentimientos (placer, admiración, sorpresa... ¿Qué has sentido tú?)
     Y es que el principio de utilidad no es el único presente en el  hombre, también en nosotros está presente el principio estético, la búsqueda de la belleza. Os dejo a continuación un bello cuento del escritor modernista, Rubén Darío, que refleja muy bien estas ideas. Leedlo con atención:


     EL NACIMIENTO DE LA COL, RUBÉN DARÍO  

     En el paraíso terrenal, en el día luminoso en que las flores fueron creadas, y antes de que Eva  fuese  tentada por la serpiente, el maligno espíritu se acercó a la más linda rosa nueva en el momento en que ella tendía, a la caricia del celeste sol, la roja virginidad de sus labios.
-          Eres bella.
-          Lo soy- dijo la rosa.
-          Bella y feliz- prosiguió el diablo-. Tienes el color, la gracia y el aroma. Pero…
-          ¿Pero?...
-          No eres útil. ¿No miras esos altos árboles llenos de bellotas? Ésos, a más de ser  frondosos, dan alimento a muchedumbres de seres animados que se detienen bajo sus ramas. Rosa, ser bella es poco…

La rosa entonces, tentada como después lo sería la mujer, deseó la utilidad, de tal modo que hubo palidez en su púrpura.

Pasó el buen Dios después al alba siguiente:
-          Padre- dijo aquella princesa floral, temblando en su perfumada belleza-, ¿Queréis hacerme útil?
-          Sea, hija mía- contestó el Señor, sonriendo.
Y entonces el mundo vio la primera col.

      Bueno, ¿Qué significado puede tener este cuento?¿Qué preferís?¿Belleza o utilidad?¿Rosas o coliflores?
    
     Para terminar, os lanzo algunos  interrogantes para que reflexionéis sobre ellos. Imprimidlos y escribid lo que sintáis cada uno porque luego en clase haremos una puesta en común:
    
    ¿Qué utilidades puede tener la literatura?
    ¿Puede proporcionarnos disfrute y felicidad la contemplación de una obra de arte? Pon algún ejemplo aplicado a tus experiencias personales. ¿Piensas que el arte puede proporcionar una felicidad continuada o efímera? Razona tu respuesta.
    ¿Con qué actividades artísticas disfrutas?¿Por qué te sientes bien realizando estas actividades?¿Podrías explicar lo que sientes?
¿Piensas que las pasiones y los sentimientos son algo consustancial al ser humano  y qué a través del arte podemos trascender la realidad cotidiana?
¿Qué nos puede proporcionar la lectura de libros?
¿Cómo sería un mundo regido sólo por lo útil?¿Qué aportan las artes en nuestra vida y que nos perderíamos si desaparecieran?
     Por último,os propongo que llevéis a clase algo que os guste mucho (una fotografía, una melodía, tocar un instrumento musical...)     

     Y recordad que otras disciplinas pueden ser muy útiles pero no son consustanciales al ser humano. Las artes alimentan nuestro espíritu  y  forman parte de nosotros mismos.
     Las novelas, los poemas, las obras de teatro son obras artísticas, bellas en sí mismas pero además apelan a nuestros sentimientos: nos hacen reír, llorar, nos ponen tristes o melancólicos, nos impresionan o nos aturden.  Forman parte de nuestra personalidad, porque somos humanos, sujetos a sentimientos e incertidumbres.¿Quién no ha sentido el rechazo, el desamor, el amor ilusionado?¿Quién no ha pensado alguna vez que los días pasan muy rápido y que algún día todos tendremos que enfrentarnos a la muerte?¿Quién no alberga dudas, temores y recelos?

  Rosa Montero, en su libro La ridícula idea de no volver a verte, reflexiona sobre la trascendencia del arte literario y su capacidad para sobreponernos del dolor, con estas palabras:

   "El arte en general, y la literatura en particular, son armas poderosas contra el Mal y el Dolor. Las novelas no los vencen (son invencibles) pero nos consuelan del espanto. En primer lugar, porque nos unen al resto de los humanos: la literatura nos hace formar parte del todo, y en el todo, el dolor individual parece que duele un poco menos. Pero además el sortilegio funciona porque, cuando el sufrimiento nos quiebra el espinazo, el arte consigue convertir ese feo y sucio daño en algo bello (...) "Los humanos nos defendemos del dolor sin sentido adornándolo con la sensatez de la belleza. Aplastamos carbones con las manos desnudas y a veces conseguimos que parezcan diamantes"

 Y es que todos somos seres que sentimos, pensamos y como diria el gran Antonio Machado, pasamos y en las obras literarias de todas las épocas están presentes los grandes temas del amor, la vida, la muerte... temas universales, inherentes al ser humano, que suscitan reflexiones en todas las épocas porque la literatura forma parte de nuestra propia piel. El siguiente fragmento sobre la poesía es de la obra El club de los Poetas Muertos, N.H.Kleinbaum, llevada a la gran pantalla.

    "Se escribe y se lee poesía, no porque sea bonita, sino porque se es parte de la humanidad. Se escribe y se lee poesía porque los seres humanos son seres con pasiones. La medicina, el derecho, el comercio, son nobles actividades necesarias para mantenernos con vida. Pero la poesía, el amor, la belleza, ésa es nuestra razón de ser".
                                                                       El club de los Poetas Muertos, N.H.Kleinbaum


 Os aconsejo que leáis el libro o veáis la película porque en esta obra, un profesor de literatura, el señor Keating, mostrará a sus alumnos el placer de la poesía, el gusto por la creatividad, despertando en ellos la capacidad de pensar por sí mismos y tomar sus propias decisiones. Os dejo una escena muy conocida de la película, la escena en la que el profesor Keating hace reflexionar a sus alumnos sobre un tópico clásico, Carpe diem (aprovecha el momento). Una invitación a vivir con intensidad el día a día. Como veis un tema que está presente en todas nuestras vidas.



 Si queréis ahondar más en estas reflexiones, leed La utilidad de lo inútil, libro excelente del italiano Nuccio Ordine, un manifiesto en defensa de la cultura que alimenta nuestro espíritu y nos hace ser mejores personas. Desgraciadamente, la cultura se encuentra aparcada en nuestra sociedad como si no tuviera ningún valor frente a una sociedad que prima aspectos como la productividad o los beneficios. Esto, sin duda,  supone un gran error, ya que esta sociedad utilitarista que estamos forjando arrincona el valor de la cultura y nos despoja de nuestra verdadera esencia. A continuación, tenéis los motivos que Ordine esgrime para escribir este libro:

"Hace mucho que en Italia han  comenzado reformas que han destrozado la educación convirtiendo a las universidades en empresas y a los estudiantes en clientes. Aplicar la lógica empresarial a la universidad significa matar el saber, el conocimiento. Y matar sobre todo el deber principal que las escuelas y universidades deberían tener, que no es como los políticos creen proyectar a los estudiantes al mercado, sino crear personas conscientes, capaces de ser críticas, ser heréticos, luchar contra lo ortodoxo poniendo en tela de juicio lo establecido sin enseñar el conformismo.

El utilitarismo me ha empujado hasta un punto en el que para mí era imposible seguir así. Debía hacer algo. Pensé: primero, al comienzo del año académico diciéndoles que no se viene a la universidad para lograr un diploma sino que se viene sobre todo para ser mejor persona. Cuando uno es buena persona puede ser un buen médico, un buen ingeniero o un buen abogado. Sobre todo hay que evitar una posición utilitarista,  es necesario conocer el pasado y el presente para intentar perseguir el futuro.


Los políticos no lo entienden. En mi libro cito un pasaje de Víctor Hugo de 1848 en la Constitución de París él dice a quienes recortan fondos para el aprendizaje “vosotros estáis talando la excelencia del país. Cada escuela que abrimos es una cárcel que cerramos”. Segundo: pensé que era el momento de reaccionar como lo que soy, un profesor, buscando los argumentos, encontrando páginas de los clásicos que puede hacer vibrar las cuerdas del corazón de mis jóvenes estudiantes".



  Para concluir leed con atención esta reflexión que también nos proporciona Nuccio Ordine, en ella se muestra la importancia que tiene el arte en nuestras vidas, mucho más de lo que nosotros pensamos:

"Por el bien de la humanidad debemos entender que matar lo inútil significa matar las cosas más bellas que podemos tener en nuestra vida, matar aquello que puede ayudarnos a hacer más humano el mundo en que vivimos y el que nos espera".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada