lunes, 18 de noviembre de 2013

TÉCNICAS PARA COMPRENDER LOS TEXTOS I: SUBRAYADO Y ESQUEMA

    A veces no nos resulta sencillo comprender un texto. ¿Cómo resolver este problema?
  Es fundamental que practiquemos la lectura comprensiva empleando técnicas que nos ayuden a comprender mejor lo que leemos. El subrayado, el esquema, el resumen, el mapa conceptual son técnicas que nos permitirán entender mejor los textos. Vamos a ver en qué consisten cada una de ellas:

     EL SUBRAYADO
 

  El subrayado es una técnica de estudio que te permitirá  resaltar las ideas más importantes del texto, fijando tu atención en ellas y facilitando su memorización. Si subrayamos bien un texto, el estudio te resultará más fácil y ahorrarás mucho tiempo.

   Para subrayar sigue los siguientes pasos:
1. Comienza realizando una primera lectura para entender el contenido general del texto.
2. Después, realiza una segunda lectura más lenta y ve subrayando las ideas más importantes de cada párrafo. Haz anotaciones en los márgenes de los párrafos poniendo las palabras claves.
3. Subraya sólo lo realmente importante. Si subrayas poco, perderás información; si subrayas casi todo, no sirve para nada.
4. Procura subrayar palabras o grupos de palabras más que oraciones completas. Intenta que lo subrayado tenga sentido si se lee seguido. 
5. Evita emplear muchos colorines en el subrayado porque pueden confundirte. 

6. Además del subrayado puedes incluir en el texto otros símbolos que te ayuden a comprender y memorizar mejor el texto: flechas, llamadas de atención...

   
EL ESQUEMA
 

  En un esquema tenemos que conseguir presentar el máximo de información con el menor número de palabras. La ventaja del esquema es que la información se muestra ordenada de forma gráfica, de tal forma que con un solo vistazo se tiene una impresión de las ideas más importantes del texto y su conexión. En consecuencia, es una técnica que facilita la memorización y el repaso.

  Sigue los siguientes pasos para realizar un esquema:

  1. Realiza una  lectura global del texto para hacernos una idea de lo que va el texto.

  2. Continúa con una lectura más lenta, subrayando las ideas fundamentales y poniendo ideas claves al lado de cada párrafo. Ten en cuenta que para realizar un buen esquema, es necesario hacer bien el subrayado.

  3. Reduce a conceptos breves o palabras claves lo esencial del tema, ordenando las ideas. Puedes rodear las palabras claves con un círculo o subrayar con más intensidad los conceptos fundamentales.

4. Distribuye las ideas de forma gráfica para que de un sólo vistazo puedas percibir las relaciones existentes entre las ideas. Es importante elaborar esquemas claros, con buena presentación y organización.

5. Puedes realizar distintos tipos de esquemas: de llaves, de letras, numérico, mixto...


                             
                                Esquema de llaves


Resumiendo:
                           
                                          Procedencia de la fuente

2 comentarios:

  1. excelente. me nutre para enseñarlos a mis educandos de lenguaje para que mejoren su comprensión textual.

    ResponderEliminar