miércoles, 10 de abril de 2013

JOSÉ LUIS SAMPEDRO: "QUE SE ME LLORE LO MENOS POSIBLE Y QUE SE SIGA LUCHANDO LO MÁXIMO POSIBLE"

La voz de José Luis Sampedro se apagó el pasado lunes a los 96 años de edad. Escritor, humanista y economista ha sido uno de los intelectuales más lúcidos y comprometidos de nuestro país. Se ha ido de forma sencilla, sin agonías ni estridencias, serenamente, confudiendo el sueño con la muerte. Su  viuda, Olga Lucas ha declarado que  vivir al lado de Sampredro ha sido "vivir al lado de una nube de cariño". Y es que los que le conocieron subrayan su bondad, su honestidad, su capacidad de escucha y su solidaridad con los más desfavorecidos. 

Nacido en Barcelona, pasó su infancia en Tánger y fue profesor en la Universidad Complutense, en la de Saldford y en Liverpool. Economista de prestigio, su labor no quedó reducida a esta faceta sino que supo compaginar su pasión por las ciencias con su vocación literaria. Son muchas las novelas que acreditan su buen hacer literario, (La sonrisa etrusca o el río que nos lleva, son dos de mis favoritas) y son muchos los premios que ha recibido (como el Premio Nacional de las Letras). Para conocerle mejor puedes acceder a la entrevista que le hizo una estudiante de periodismo en 1998 pinchando aquí y leer las opiniones de periodistas y personas que le conocieron entrando en el blog lenliblog.

Pero más allá de su curriculum vitae, está su personalidad y su compromiso con los problemas actuales. Y me podéis decir, ¿Y qué interés puede tener para nosotros las ideas de un señor de 96 años? Pues, os diré, que seguro que sus ideas os interesan y mucho. Para empezar, Sampedro se convirtió en un referente intelectual y moral de los indignados del movimiento del 15-M a los que animó a seguir luchando con un  llamamiento cargado de vitalidad, enseñando a los jóvenes a que no hay que rendirse jamás: "Pensad en el futuro, preparaos, vivid, tenéis el deber de vivir. Nos han dado una vida y tenemos el deber de vivirla".

                               
                                       

   
 En segundo lugar, proclamó claramente que nos están gobernando por el miedo, que nos manipulan, que nos educan para consumir pero no para ser ciudadanos libres con una conciencia crítica. Podéis escuchar sus opiniones sobre esto y mucho más,  viendo los siguientes vídeos:

                              

                              
                           
  Yo, personalmente, admiro a Sampedro porque con más de noventa años ha seguido escribiendo y manifestando sus ideas con una lucidez asombrosa. He disfrutado con su obra literaria y en los últimos años, me he sentido muy cercana a sus ideas, valientes y comprometidas en tiempos difíciles. Sampedro no ha sido políticamente correcto, ha sido sincero y ha manifestado sus ideas de forma clara y contudente. Nos ha enseñado a no ser meros espectadores de un mundo que se derrumba sino a participar para cambiar ese mundo en crisis con la intención de construir un mundo renovado, nos ha mostrado las carencias de un sistema capitalista que no da la felicidad y que requiere de un alternativa más humana basada en valores y nos ha alertado sobre la manipulación y el miedo que nos impiden ser libres.

  Sus ideas son un referente para los tiempos que nos han tocado vivir. Manifestemos nuestro inconformismo pero que venga acompañado de nuestro compromiso por mejorar lo existente, venzamos nuestro miedo plantando cara y luchando por un mundo más justo. No vivamos en la mediocridad, intentemos ser personas de valor. 
                           .   Muchas gracias, Sampedro

No hay comentarios:

Publicar un comentario