domingo, 1 de noviembre de 2015

UN CUENTO DE MIEDO PARA HALLOWEEN


Resultado de imagen de la mujer que ame se convirtio en fantasma


La mujer que amé se ha convertido en fantasma. Yo soy el lugar de sus apariciones.

Era de noche y estaba con mi mujer en la cama. Llegaron las tres de la mañana y finalmente me dormí. Me fui al dar las seis en mi reloj a trabajar. Después del trabajo, eran las dos, pues había regresado para comer. Encontré a mi mujer sentada en una silla mirando a la pared. La llamé, pero no contestaba, le di la vuelta y la vi con un gran corte, supuse que hecha por la daga que había tirada en el suelo. El corte le empezaba en la frente y continuaba hasta su hombro derecho.

Ahora mi mujer se me aparece en sueños intentando clavarme una daga, pero siempre me despierto antes de que esto ocurra. Antes de irse y acabarse el sueño mi mujer me dice: "Fuiste tú y no lo puedes negar, ¡te mataré como lo hice con Carmen!". Carmen era mi ex novia, salimos juntos en tercero, pero no logro comprender lo que dice, me quedo sin palabras cada vez que me despierto, ¿asesinó a mi ex novia? ¿Estaba tan loca como para hacerlo?
El sueño era repetitivo: la daga estaba cada vez mas cerca, pero me despierto a tiempo. Sigo pensando en lo de Carmen, ¿cómo tendría contacto con ella? Mi mujer tenía un problema y sí, lo admito, ahora me echa la culpa de su muerte...
Un martes veinte de octubre tuve otra vez el sueño, pero esta vez dos veces... a la segunda me consiguió clavar la daga y morí, dejando a Cristina, mi hija, sola en la casa.

                                                                                            María Rodríguez, 1º ESO A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario