jueves, 2 de diciembre de 2021

MARIO BENEDETTI

 


Mario Benedetti fue un escritor uruguayo nacido en 1920.  Desde muy joven ejerció diferentes oficios y no fue hasta 1948 cuando empieza a entrar en contacto con el mundo literario. Trabajó también como periodista en varios diarios. Escribió libros de poemas, cuentos, novelas, ensayos, críticas literarias...

Con Poemas de la oficina (1956) y la novela La tregua (1960) adquiere fama internacional. Posteriormente, abandona su país por razones políticas y no volverá hasta pasado doce años. Este tiempo reside en distintos países hasta establecerse en Montevideo y Madrid. Fue un escritor prolífico, que escribió mucho y su obra ha sido traducida a más de veinticinco lenguas.

El estilo poético de Benedetti se caracteriza por su coloquialidad y su cercanía con el lector, que se siente identificado con lo que expresan sus versos. Destaca el empleo de la hipérbole, la personificación y la dramatización. También hay en sus versos humor e ironía. Prefiere el uso del verso libre. Esta cotidianidad de su poesía tanto en la forma como en el contenido ha conectado con muchos lectores incluso con aquellos que no están acostumbrados a leer poesía. Es un poeta de los más leídos, traducidos y queridos.

Leamos algunos de sus poemas:

NO TE SALVES                                                              

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario