jueves, 6 de junio de 2013

MIGUEL DE CERVANTES Y DON QUIJOTE DE LA MANCHA


Miguel de Cervantes Saavedra nació en Alcalá de Henares en 1547. Estudió en Córdoba y en Sevilla, y más tarde en Madrid. Su vida fue difícil, llena de penurias y contratiempos: perderá la movilidad de su mano izquierda en la batalla de Lepanto, después será apresado y conducido a  Argel en donde permanecerá cautivo durante cinco años y tras salir de su encierro se dedicará a recaudar impuestos por   Andalucía, no salvándose de ser encarcelado nuevamente por cuestiones económicas. Como veis su vida no fue fácil y todo ello, influiría, sin duda, en su obra literaria. Cervantes siempre deseó ser un gran poeta pero él mismo reconocía que esa gracia no se la concedió el cielo y sí, sin embargo, su talento como narrador. Y es que, efectivamente, Cervantes destacó sobre todo por su arte narrativo, experimentando con distintos tipos de novela: su primera novela fue una novela pastoril, La Galatea;  tiene también novelas bizantinas como Los trabajos de Persiles y Sigismunda  y además escribió una colección de doce novelas cortas al estilo italiano, Las novelas ejemplares con títulos tan conocidos como "La Gitanilla", "La ilustre fregona", "Rinconete y Cortadillo" o "El licenciado Vidriera". Para conocer más sobre este gran autor de nuestra literatura puedes entrar en Miguel de Cervantes: autor, obra, estudios, fonoteca, filmografía...  o Más Cervantes: obra, repercusión, enlaces, rutas, gastronomía...

  Pero, sin duda, su obra más famosa fue El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha (1605), obra que tuvo gran éxito en su época y que fue varias veces reeditada. La segunda parte se publicó en 1615 con el título El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha. El argumento de estas obras es por todos conocido: Alonso Quijano pierde la cabeza leyendo libros de caballería y decide salir de su aldea para hacerse caballero y vivir aventuras. Su espíritu idealista le hace acometer las empresas más difíciles siempre con valentía para defender a los indefensos y para luchar por la justicia. Un vecino, Sancho Panza, le acompañará a partir de su segunda salida y aportará la visión realista y el tono popular a la narración. Conocidísimas son  las aventuras de los molinos, del rebaño de ovejas, la lucha con los odres de vino... aventuras en las que el ingenioso hidalgo confunde la ficción con la realidad. En la segunda parte, las aventuras son más complejas, más filosóficas y muchas de ellas se desarrollan en la corte de unos supuestos duques que van a pasárselo en grande riéndose de las disparatadas ideas de don Quijote y Sancho. Inolvidable es el episodio de Clavileño, el caballo de madera o el gobierno de Sancho de la ínsula Barataria en donde demuestra tener madera de gobernante. Finalmente, el caballero volverá derrotado a su casa y tras abandonar las locuras de los libros de caballería, hará testamento  y morirá cuerdo.


  La obra, además, presenta unos valores formales incuestionables, ya que Cervantes es un maestro aunando una gran variedad de registros que existían en el Renacimiento: combina el estilo elevado con el habla cotidiana o los razonamientos eruditos con el uso de refranes y dichos populares; emplea distintos narradores y utiliza técnicas novedosas como el contrapunto, el perspectivismo o la intertextualidad.


  La obra es uno de nuestros grandes clásicos porque don Quijote encarnar valores universales: la búsqueda de la justicia, la ayuda a los débiles, el servicio y el amor incondicional a su dama, Dulcinea del Toboso...
Traducida a  más de cincuenta idiomas, ha dejado honda huella en la novela moderna, influyendo en la narrativa posterior y despertando enorme interés como demuestran las múltiples adaptaciones, películas, series, etc de esta gran obra de nuestra literatura. Concebida al principio como una obra cómica que parodiaba los libros de caballería, ha despertado distintas opiniones y sentimientos dependiendo del momento histórico. Así, los románticos lo consideraron como el caballero de la triste figura, los autores del 98 vieron en él un símbolo de Castilla  y sus ideales... Pero, independientemente, de las distintas valoraciones que ha tenido a lo largo del tiempo, lo más importante es su trascendencia, es un personaje inolvidable que perdura en todas las épocas y en todos nosotros. En el siguiente documental conoceremos mejor a Cervantes y cómo su difícil vida influyó en su propia obra, porque  Don Quijote de la Mancha no es sólo una obra cómica sino que también tiene un fondo trágico y patético que sería apreciado posteriormente. El documental indaga en la trascendencia de la obra y en las causas que lo han convertido en todo un clásico:


Por último, y para que paséis un rato divertido aprendiendo, os propongo entrar en la página .recursos educativos del Quijote, en donde podrás leer la obra o jugar a juegos quijotescos y si quieres ver alguna adaptación de la obra, no te pierdas la serie de Don Quijote de la Mancha dirigida por Manuel Gutiérrez Aragón o la serie de dibujos animados creada por Cruz Delgado en 1978. Aunque siempre tenéis la posibilidad de consultar el original, esta maravillosa obra que no pierde su modernidad con el paso del tiempo, puedes leer El Quijote si pinchas aquí.

  Concluyo la entrada cediendo la palabra a Don Quijote, nuestro loco-cuerdo más universal cuyas palabras son un referente para todos nosotros:

"Don Quijote soy, y mi profesión la de andante caballería. Son mis leyes, el deshacer entuertos, prodigar el bien y evitar el mal. Huyo de la vida regalada, de la ambición y la hipocresía, y busco para mi propia gloria la senda más angosta y difícil. ¿Es eso, de tonto y mentecato?"


"La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres".


"No hay que tener envidia a los que los tienen príncipes y señores, porque la sangre se hereda, y la virtud se aquista y la virtud vale por sí sola lo que la sangre no vale".

No hay comentarios:

Publicar un comentario