viernes, 30 de septiembre de 2011

REPASO DE GRAMÁTICA



    Para comenzar este curso, vamos a hacer un repaso de las categorías gramaticales. Empezamos:

     1) El sustantivo.-  Desde el punto de vista semántico, es la palabra que designa personas, animales, objetos o conceptos. Ej. árbol, unicornio, ansiedad…
     Morfológicamente, el sustantivo se caracteriza por unir a un lexema los morfemas de género (masculino/femenino) y número (singular/plural).
     En cuanto a su función, el sustantivo es el núcleo del SN.
    
 2) El artículo.- morfema indepediente antepuesto al sustantivo que no puede aparecer por sí solo. Hay dos tipos de artículos:

     a) Artículo determinado: El, la, los, las.

     b) Artículo indeterminado: uno, una, unos, unas.


     3) Los adjetivos determinativos.- Restringen el significado del sustantivo al que acompañan, concordando con él en género y número. Los determinantes más frecuentes son los siguientes:




     4) El adjetivo calificativo.- Es una categoría gramatical que acompaña al sustantivo y expresa algunas de sus cualidades. El adjetivo se caracteriza por llevar morfemas de género, número y grado (positivo, comparativo, superlativo). El adjetivo concuerda en género y número con el sustantivo al que acompaña. Su principal función es la de adyacente o CN, aportando matices de significado al sustantivo. Ej. Noche clara, día tranquilo. También el adjetivo puede ser núcleo de un sintagma y formar un sintagma adjetival.

      En cuanto a la terminación para el género, muchos adjetivos oponen la terminación -o, -a: rápidorápida. En otros, la oposición se da entre la ausencia de marca para el masculino y la -a para el femenino: andaluz, andaluza. Pero también hay muchos adjetivos sin variación: cortés, feliz.


     5) El pronombre.- Palabras que sustituyen al nombre. Características:

     - Tienen significado ocasional dependiendo del contexto y de la situación comunicativa.

     - Sintácticamente, puede desempeñar las mismas funciones que un sustantivo.

     - Morfológicamente, presenta muchas formas y admite los morfemas de género y número.

     - Pueden funcionar como anafóricos (refiriéndose a elementos lingüísticos aparecidos anteriormente en el discurso. Ej. El coche lo trajo Juan, lo se refiere al coche), catafóricos (aluden a elementos que aparecen después en el discurso. Ej. Les traje ayer a tus padres una carta, les se refiere a tus padres) o deícticos (señala a palabras del contexto lingüístico o de la realidad extralingüística).

     - Las formas de los pronombres son, en muchos casos, como las de los adjetivos determinativos. Observa los tipos de pronombres en la siguiente tabla:



     6) El verbo.- Es una categoría gramatical que presenta las siguientes características:

     Desde el punto de vista formal, el verbo está formado por lexema o raíz (aporta el contenido léxico) y morfemas gramaticales o desinencias (aportan significaciones gramaticales). Los accidentes gramaticales reflejados en las desinencias verbales son los siguientes:

     . Persona (primera, segunda o tercera) y número (singular o plural).

     . Tiempo- indica si la acción del verbo es anterior, simultáneo o posterior al momento en el que sitúa el emisor (pasado, presente o futuro). Hay distintos tiempos verbales: presente, pretérito imperfecto, pretérito perfecto simple…

     . Modo- Marca la actitud del hablante ante el proceso verbal. Los modos verbales son tres: indicativo (modo de la realidad), subjuntivo (expresa deseos y posibilidad) e imperativo (expresa mandato).

     . Aspecto- Informa sobre el desarrollo de la acción. El aspecto imperfectivo indica una acción en desarrollo, sin acabar y son formas de aspecto imperfectivo todas las formas simples excepto el pretérito perfecto simple. El aspecto perfectivo indica una acción acabada y son perfectivas todas las formas compuestas y el pretérito perfecto simple.


      Ej. Paco juega al fútbol (aspecto imperfectivo)/ Paco ha jugado al fútbol (aspecto perfectivo).

     . Voz- Expresa la relación que existe entre el sujeto y el verbo de la oración respecto a la realización de la acción. Hay voz activa (el sujeto realiza la acción) y voz pasiva (el sujeto recibe la acción). Observa que en nuestro idioma no hay morfemas propios que indiquen la voz de las formas verbales.

     Desde el punto de vista sintáctico, el verbo es el núcleo del predicado y tiene concordancia con el sujeto en número y persona. El núcleo de predicado puede estar formado por una forma verbal simple (Ej. come), una forma verbal compuesta (ha comido), una perífrasis verbal (tengo que estudiar), una locución verbal (caí en la cuenta).
     Desde el punto de vista semántico, el verbo indica acción, proceso o estado. Ej. El niño escribe (acción), Juan ha crecido (proceso), Estoy alegre (estado).

     6.1 . La conjugación: El conjunto de formas verbales resultantes de unir un lexema con distintos morfemas gramaticales de lugar a la conjugación de cada verbo. En castellano, hay tres conjugaciones: la primera con la terminación del infinitivo en -ar (amar), la segunda, terminada en -er (comer) y la tercera terminada en -ir (vivir).

     También existen verbos irregulares. Son los verbos que presentan alguna variación en su forma con relación a los modelos regulares. La irregularidad verbal se produce por razones vocálicas, consonánticas o por influencia de ambas. Pueden producirse cambios en el lexema o en las desinencias. Por último, hay verbos defectivos que son aquéllos cuyo uso se limita a algunas formas de la conjugación.

     Para repasar los modelos regulares de las tres conjugaciones, la conjugación de los verbos auxiliares haber y ser (el verbo haber se utiliza en las formas compuestas de los verbos y el verbo ser para formar la pasiva), los principales verbos irregulares y los verbos defectivos puedes consultar las entradas correspondientes en este blog.




     6.2. Las perífrasis verbales - Una perífrasis es una combinación de formas verbales que funciona en conjunto como un solo verbo que permite expresar valores aspectuales o modales.

      Las perífrasis se componen de un verbo auxiliar en forma personal que ha perdido su significación y se ha gramaticalizado + un nexo (preposición o conjunción) que puede no aparecer + una forma no personal (infinitivo, gerundio o participio). El verbo auxiliar es portador de los morfemas verbales (persona, número, tiempo y modo), mientras que la forma no personal aporta el contenido semántico. Ejemplos de perífrasis verbales: vamos a entrar (verbo auxiliar + nexo + forma no personal, infinitvo), lleva jugando (verbo auxiliar + gerundio).

      Ten cuidado porque no todas las combinaciones de verbo auxiliar y formas no personales son perífrasis. Así ocurre en oraciones como Quiere comprar un coche nuevo, donde comprar forma parte de una proposición subordinada sustantiva de CD y cada verbo es autónomo (no hay perífrasis verbal en este caso). Para reconocer una perífrasis debemos comprobar si la primera forma verbal tiene significado léxico o no: si no tiene significado léxico, habrá perífrasis; si tiene significado léxico no existirá perífrasis. De esta manera, en Juan se echó a reír, la forma verbal se echó ha perdido su significado léxico y es una perífrasis. Sin embargo, en Juan se echó a descansar, la forma echó tiene significado léxico y no es perífrasis.


      6.2.1. Clases y valores de las perífrasis -

      a) Perífrasis modales.- Presentan una acción como posible, probable, necesaria u obligatoria desde el punto del emisor:


      b) Perífrasis aspectuales.- permiten precisar la acción verbal teniendo en cuenta las fases de su desarrollo:

         



           
     7) El adverbio.-

    Morfológicamente, el adverbio es una palabra invariable que no admite morfemas flexivos de género ni de número. No obstante, puede recibir morfemas derivativos: felizmente, cerquita… Los adverbios pueden ser simples (aquí, hoy, cerca…), compuestos (encima, también, claramente…) o locuciones adverbiales (a oscuras, a lo loco…).

     Funcionalmente, los adverbios pueden acompañar a un verbo ( Ej. Ven pronto), a un adjetivo (Ej. María es bastante inteligente) o a otro adverbio (Ej. Juan vive muy cerca).

     Desde el punto de vista semántico, distinguimos varios tipos de adverbios:

     . Lugar: aquí, allí, cerca, lejos, arriba, encima…

     . Tiempo: hoy, mañana, luego, ya, todavía, aún, nunca…

     . Modo: así, bien, mal, adverbios terminados en -mente…

     . Afirmación: sí, también, claro, efectivamente…

     . Negación: no, nunca, jamás, tampoco, nada…

     . Cantidad: nada, mucho, poco, demasiado, apenas…

     . Duda: quizá, igual, acaso, probablemente…

     . Deseo: ojalá, así…


     8) Elementos de relación.-

     8.1. Las preposiciones- Palabras invariables que no llevan morfemas flexivos de género ni de número. Tienen sólo significado gramatical.

    Las preposiciones simples son: a, ante, bajo, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, sobre, tras. Las palabras durante y mediante también son consideradas preposiciones.
     Las locuciones preposicionales son combinaciones fijas de dos o más palabras que constituyen una unidad equivalente a una preposición. Ejemplos: junto a, acerca de, en lugar de, en torno a… Las locuciones preposicionales equivalen a preposiciones y pueden ser sustituidas por ellas. Ej. Me enteré de la noticia por medio de un amigo; Me enteré de la noticia por un amigo.

     8.2. Las conjunciones- Morfemas gramaticales independientes invariables (no tienen significado léxico ni tampoco marcan género ni número). Las conjunciones relacionan las unidades lingüísticas mediante coordinación o subordinación.
     Las locuciones conjuntivas son combinaciones fijas de dos o más palabras que forman una unidad equivalente a una conjunción. Ej. Me duele la cabeza así que me quedo en casa.


     8.2.1. Tipos de conjunciones-

     a) Conjunciones y locuciones conjuntivas coordinantes- aparecen entre dos unidades lingüísticas coordinadas, las cuales son equivalente y ninguna depende de otra. Las más frecuentes son: y, ni, o, pero, sino, con que, así que, es decir, o sea…
    
     b) Conjunciones y locuciones conjuntivas subordinantes- aparecen delante del elemento subordinado y establecen una relación de dependencia jerárquica entre las unidades: la unidad subordinada complementa a la otra. Las más empleadas son: que, si, porque, puesto que, ya que, para que, a condición de que, aunque, a pesar de que…



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada